PERITACIONES PARA PARTICULARES, SIN COSTE INICIAL POR ANALISIS PREVIO
¿TIENE PROBLEMAS CON SU COMPAÑÍA DE SEGUROS? HA ENTRADO EN EL LUGAR ADECUADO
- Pedrisco, Seguro de: modalidad de seguro agrario por la cual se garantiza el valor que hubiera alcanzado la cosecha asegurada de no haberse perdido o dañado por la caída de granizo o pedrisco.

- Perdida: en la cuenta de resultados, se produce como consecuencia de unos gatos superiores a los ingresos obtenidos en cualquier actividad económica. Saldo denominado también déficit.

- Perdida de alquileres, Seguro de: modalidad de seguro de daños, habitualmente complementaria del seguro de incendios, por la cual la entidad aseguradora se obliga a indemnizar al propietario de un inmueble por la pérdida de los alquileres que deje de percibir por la inhabitabilidad del mismo debida a los daños ocasionados por un siniestro, durante la reparación del mismo.

- Perdida de beneficios, Seguro de: modalidad de seguro de daños, por la cual la entidad aseguradora se obliga a indemnizar al asegurado en el importe estimado y pactado de los beneficios no obtenidos debido a la paralización, por accidente, de la actividad asegurada.

- Perdida de valor estético: pérdida de continuidad y coherencia estética de una estancia afectada por un siniestro cubierto por un contrato de seguro, al no ser posible efectuar la reparación con materiales de idénticas características estéticas a los siniestrados, garantizándose los gastos de reposición de materiales hasta conseguir restaurar la continuidad y coherencia estética inicial.

- Perdida de volumen de negocio: diferencia entre el volumen teórico de negocio y el volumen de negocio realizado durante el periodo de interrupción.

- Perdida de volumen de negocio evitada: diferencia entre el volumen de negocio efectuado como consecuencia directa de la realización de gastos adicionales que supongan un aumento en el coste de la explotación, y el que se habría realizado durante el periodo de interrupción de no haberse realizado dichos gastos.

- Perfección del contrato: momento jurídico a partir del cual son exigibles las contraprestaciones pactadas. Se equipara a la entrada en vigor. En los contratos consensuales, equivale a la concurrencia de la voluntad (consentimiento) de las partes. En los reales, puede coincidir con el momento de entrega de la cosa. Según el código de comercio "los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento y desde entonces obligan no sólo al cumplimiento de lo pactado, sino a todas las consecuencias que sean conformes a la buena fe, al uso y a la ley. En el ámbito asegurador puede aplicarse a la póliza cuando ésta ha sido suscrita y se ha procedido al pago de la prima correspondiente.

- Periodo de interrupción: plazo de tiempo que, con el límite de duración máxima fijado por las condiciones particulares de la póliza, se inicia en la fecha de acaecimiento del siniestro y se extiende en tanto se mantenga una paralización, total o parcial, de la actividad de la empresa, que afecte a los resultados de la explotación.

- Peritación: estudio realizado por el perito emitiendo un dictamen que contendrá la tasación de un siniestro estableciendo la cuantía económica en la que el mismo se valora. La peritación sirve como base para calcular la indemnización que se deriva del siniestro. Los peritos emitirán su dictamen en el acta de peritación.

- Perito: persona con especiales conocimientos sobre una concreta materia o ciencia. Su función consiste en emitir un juicio o peritaje en el que se contendrán, entre otros los siguientes puntos:

1. - estimación del importe de la indemnización.

2. - valoración de los daños ocurridos con ocasión del siniestro.

3. - valoración de los bienes dañados o perdidos y los no dañados.

4. - valoración de los bienes asegurados.

5. - determinación de las causas de las que se deriva el siniestro.

6. - comprobación de la identidad de los bienes y la situación de los mismos.

El nombramiento de los mismos se produce uno por cada parte. En el caso de no existir acuerdo se nombrará un tercer perito por aquéllas y en caso de persistir el desacuerdo se nombrará otro por el juez de primera estancia que conociera el caso. La persona del perito no defiende los intereses de la parte que lo nombra, sino que su actividad debe estar regida por la objetividad y la equidad. Acta de tasación

- Perjudicado: persona que con ocasión de un siniestro sufre una víctima daño o perjuicio en su persona, bienes o intereses.

- Perjuicio: consecuencia económica indirecta, traducible en reducción de ingresos o aumento de gastos, que tiene su origen en un daño personal o material.

- Plazo de carencia: periodo de tiempo, establecido para ciertos contratos de seguros, comprendido entre el momento de formalización de la póliza y un momento posterior predeterminado durante el cual, el asegurado no se beneficiará de la totalidad de las garantías que se deriven del contrato. La finalidad de dicho plazo no es otra que la de defender al asegurador frente a la posibilidad de que contraten la póliza personas que en ese momento estén afectadas por el riesgo que la misma cubre.

- Plazo de gracia: nace como consecuencia de la práctica contractual que exigía facilitar a los asegurados el pago de las primas y evitar de este modo las posibles situaciones de injusticia ante impagos producidos por circunstancias no imputables al asegurado. Durante el periodo de gracia, y aunque la prima no se hubiese pagado, se mantienen las garantías de la póliza para el caso que acaeciera el siniestro.

- Plazo de preaviso: periodo de tiempo en el que cualquiera de las partes del contrato podrá hacer uso de su derecho de rescindir el contrato a partir de su próximo vencimiento. Mediante comunicación por escrito a la otra parte, la contraria, podrá manifestar su voluntad de modificar algún punto del contrato cuando depende de ello su continuidad en el mismo.

- Plazo fijo, Seguro a: modalidad del seguro de vida por la cual la entidad aseguradora se obliga a satisfacer, al vencimiento de la póliza, la cantidad convenida, independientemente de que el asegurado sobreviva o no.

- Póliza: documento que instrumenta el contrato de seguros y recoge las condiciones del mismo. La póliza es el medio de prueba de la existencia del contrato y de la existencia de la misma depende la vida del seguro, ésta debe ser aceptada por ambas partes, fruto de dicha aceptación son los derechos y obligaciones que se derivan del contrato de seguros. Por las consecuencias que la póliza tiene para las partes, su contenido debe ser aprobado por la administración, sin dicho requisito la póliza no podrá ser utilizada por la entidad aseguradora. Este control de la administración se refiere básicamente a las condiciones generales. La póliza se divide en tres partes: - condiciones generales: en ellas se recogen las normas básicas que regularán un determinado tipo de contrato de seguros. - condiciones particulares: dependiendo del tipo de riesgo que aseguren contendrán las normas que regularán los mismos, en concreto: duración del contrato, todo lo relativo al pago de las primas, alcance de la cobertura, los bienes asegurados, riesgo objeto de cobertura, identificación de las partes. - condiciones especiales: concretan las condiciones anteriores, matizando el contenido de las mismas. La póliza se emite por triplicado entregándose una copia a cada una de las partes y la tercera al agente. En el supuesto que el contenido de las copias no coincidiera, el asegurador deberá responder de ello, aplicándose siempre la interpretación más favorable al asegurado.

- Póliza colectiva: término opuesto a la póliza individual, la diferencia con ésta básicamente es el número de personas que quedan cubiertas por la misma. En la póliza colectiva nos encontramos ante una sola póliza mediante la cual un grupo de individuos quedan asegurados.

-Póliza combinada: opuesta a la póliza simple. Se da cobertura mediante un único contrato a diferentes riesgos que, aún siendo de diferente naturaleza, poseen un nexo común. Esta póliza recibe también el nombre de seguro multirriesgos.

- Póliza de revalorización automática o a índice: es aquella en la que se incluye una cláusula por la cual los capitales asegurados son objeto de revalorización automática. Se tomarán como índices para obtener la revalorización de los capitales aquéllos facilitados por el instituto nacional de estadística. Dicha medida trata de atajar el efecto de la depreciación de la moneda. Revalorización automática del seguro.

- Póliza flotante: se utiliza para simplificar los trámites que serían necesarios para actualizar el contenido de una póliza que está sujeta a variaciones. Es, por tanto, aquella póliza que concede al asegurado una garantía abierta (sujeta a ciertos límites) debido a las especiales características de variabilidad del riesgo.

- Póliza in quo vis: póliza específica del seguro marítimo donde no se especifica el buque que ha de realizar el transporte.

- Póliza individual: se contrapone al término póliza colectiva haciendo referencia a aquélla en la que tan sólo se asegura a una persona.

- Póliza liberada: póliza en la que, con ocasión de determinadas circunstancias, el contrato mantiene sus efectos de garantía mientras que el asegurado queda exonerado del pago de las primas, suele darse en los seguros de vida. Estas pólizas contendrán un cuadro de valores de reducción en función de las primas ya satisfechas haciendo posible la continuidad del contrato.

- Póliza simple: se contrapone a la póliza combinada y se refiere a la póliza que tan sólo cubre una concreta garantía.

- Póliza temporal: la cobertura de ésta esta limitada en el tiempo, normalmente a periodos inferiores al año.

- Preexistencia: existencia anterior al siniestro, de lo asegurado por la póliza. Para tener derecho a la indemnización que garantiza el seguro se deberá probar la existencia del daño y la cuantía del mismo, de ello se deriva la obligación para el asegurado de comunicar al asegurador, por escrito, los objetos dañados con ocasión de siniestro, así como la valoración de los daños sufridos por éstos.

- Prenda: contrato real por el que el deudor pignoraticio entrega al acreedor un objeto o bien inmueble en garantía de una obligación que el deudor ha de cumplir frente al acreedor, de tal manera que si la obligación no se cumpliere el objeto dado e n prenda quedará en propiedad del acreedor. Cabe la posibilidad de entregar los objetos de la prenda a una tercera persona. La validez de la prenda se hace depender de la concurrencia de tres requisitos básicos: - que la prenda asegure el cumplimiento de una obligación principal. - que la cosa objeto de la prenda pertenezca en propiedad al deudor pignoraticio - quien constituya la prenda tenga la plena disponibilidad de los bienes objeto de la misma o, en caso contrario, esté autorizado para ello.

- Prescripción: modo de pérdida de vigencia o eficacia de un derecho u acción como consecuencia de haber dejado pasar el plazo que la ley determina para su ejercicio (prescripción extintiva). La prescripción adquisitiva o usucapión es aquella por la que se adquiere la propiedad de una cosa por haber mantenido la posesión continuada de la misma en los términos que la ley establece. La prescripción viene establecida por ley y se aplicará sólo a instancia de parte. En el contrato de seguro la prescripción se regulará según establezcan las condiciones generales de la póliza. Según se establece por ley las acciones que se derivan del contrato de seguros de daños prescriben a los dos años, para el caso de seguros de personas el plazo es de cinco años y en el seguro marítimo de tres.

- Prestación: el reconocimiento de un derecho económico en favor de los beneficiarios de un plan de pensiones como resultado del acaecimiento de una contingencia cubierta por el citado plan. Según lo previsto en cada plan de pensiones, las prestaciones pueden ser:

A) en forma de capital, consistente en una percepción de pago único.

B) en forma de renta, consistente en la percepción de dos o más pagos sucesivos con periodicidad regular.

C) en forma mixta, que combina rentas de cualquier tipo con un único pago en forma de capital.

Las prestaciones de los planes de pensiones tendrán el carácter de dinerarias, sin perjuicio de las normas para su cuantificación en términos absolutos, o en función de alguna magnitud.

- Prestación definida: aquellos planes en los que se define como magnitud predeterminada o estimada la cuantía de todas las prestaciones a percibir por los beneficiarios. Fijada o estimada la prestación, de la aplicación del sistema financiero actuarial que sea utilizado en el plan, resultará la aportación precisa. La definición de la prestación podrá realizarse en términos absolutos o en función de alguna magnitud, tal como salarios, antigüedad en la empresa, percepciones complementarias u otras variables susceptibles de servir de referencia.

- Pretium doloris: locución latina, que literalmente significa precio del dolor". Importe en que se fija el quantum indemnizatorio que habrá de satisfacerse como resarcimiento económico del sufrimiento o daño moral padecido por el perjudicado por una acción.

- Prevención de incendios: acción/es relativa a prevenir posibles incendios.

- Prevención de riesgos o siniestros: conjunto de medidas necesarias para prevenir posibles siniestros, y en su caso, minimizar las consecuencias derivadas de los mismos.

- Prima: pago periódico del asegurado a la compañía de seguros a cambio de cobertura de seguro.

- Primer riesgo, Seguro a: modalidad de cobertura por la cual la entidad aseguradora se obliga a pagar, en caso de siniestro, el importe total de los daños e indemnización pactada, renunciando a la aplicación de la regla proporcional. Regla proporcional

- Promotor: persona encargada de impulsar un determinado producto en el mercado. La ley 8/1987, de 8 de junio, lo define como: ¿tiene tal consideración cualquier entidad, corporación, sociedad, empresa, asociación, sindicato o colectivo de cualquier clase que insten a su creación o participen en su desenvolvimiento?

- Propagación de la llama: momento en el que las llamas se extienden a la superficie en contacto con los objetos en los que se originó el incendio.

- Propiedad: derecho o facultad de poseer y disponer de una cosa sin más limitaciones que las establecidas en la ley. La propiedad de una cosa conlleva el de lo que ésta produzca y aquello que se le una o incorpore de forma nuda propiedad natural o artificial.

- Propietario: el que tiene derecho de propiedad sobre una cosa. Nudo propietario

- Propio asegurador: situación en la que se encuentra aquella persona que asume con su propio patrimonio las posibles pérdidas que pueda ocasionar un siniestro, bien porque no hubiera asegurado el bien, o bien como consecuencia de •la existencia de un seguro que no cubriese el riesgo que motiva el daño. Auto seguro

PERITO DE PARTE

Después de un siniestro pueden producirse discrepancias en cuanto a los criterios de valoración y aplicación de coberturas empleados por el perito de la compañía. Si este es su caso, puede hacer uso del perito de parte que establece el artículo 38 de la Ley de Contrato de Seguro.

Este tipo de intervenciones se nos plantean de forma cada vez mas generalizada por empresas y particulares por su rentabilidad final para el solicitante, porque a la gravedad que constituye el momento crítico del siniestro, se une una posible reducción de la cantidad líquida que realmente se debería percibir, ofreciéndole por nuestra parte, como valor añadido, un estudio previo del asunto objeto de discrepancia, y además, sin ningún coste inicial.

DICCIONARIO ASEGURADOR

ENLACES

FUNCIONES DEL PERITO

El perito investiga y analiza las causas del siniestro, ya que ante un contrato de seguro la causa es el factor determinante de la existencia o no de cobertura, es decir un siniestro puede ser la consecuencia de hechos o acciones diversas como causa del mismo y puede suceder que el contrato o póliza de seguro no cubra todas esas posibles causas. Así, la Ley excluye los casos en los que el asegurado haya obrado con dolo o mala fe y hoy en día son habituales las cláusulas que excluyen la cobertura o atenúan o eximen las obligaciones del asegurador en casos por ejemplo, de negligencia del asegurado o del tomador del seguro. En todos estos casos se precisa de la opinión técnica y cualificada del Perito de Seguros.
Valora los daños, lo que implica las necesarias tasaciones del valor del bien objeto del seguro y de los daños producidos en el mismo en el caso de seguros de daños a los objetos, y la evaluación de los daños físicos y psíquicos a las personas en caso de los seguros a las personas. Incluso pueden darse situaciones de valoración del daño producido a derechos, o a bienes intangibles o que implican un elevado grado de subjetividad, como pueda ser por ejemplo, la imagen.
Valora las circunstancias que influyen en la determinación de la indemnización derivada de un contrato de seguro. Son muy numerosas las posibilidades de elementos que influyan en la determinación de dicha indemnización ya que dependerán en cada caso del bien asegurado, de la localización del riesgo asegurado, del siniestro acontecido, de las coberturas y exclusiones recogidas en la póliza, de la posible existencia de infraseguro, etc. El Perito de Seguros realiza dicha valoración de cara a determinar si la cobertura habrá de aplicarse en su totalidad o si en su caso habrá de aplicarse la “regla proporcional” o una “regla de equidad”.
Formula la propuesta de importe líquido de la indemnización. Por último y tras los trabajos sucintamente descritos, el Perito de Seguros manifiesta la que a leal saber y entender debe ser la indemnización de un siniestro concreto cubierto por una póliza concreta.

DESACUERDO ENTRE LAS PARTES


En caso de no existir acuerdo entre la Compañía (Perito designado por la Compañía) y el Asegurado, cada parte designará un Perito, debiendo constar por escrito la aceptación de éstos. Si una de las partes no hubiese realizado la designación, estará obligada a realizarla en los ocho días siguientes a la fecha en que sea requerida por la otra parte, y de no hacerlo, se entenderá que acepta el dictamen que emita el Perito de la otra parte, quedando vinculada por el mismo y perdiendo el derecho a la reclamación por otro medio.

Así lo establece la Ley Contrato de Seguro en su Artículo 38, por lo que, si no se encuentra conforme con la resolución tomada por la Compañía de Seguros, dispone de 8 días desde que la Compañía realiza el nombramiento de Perito, hasta que Vd. designa el suyo.

Cada parte ha de abonar los honorarios de sus Peritos, es decir, la Compañía satisfará los honorarios de su Perito y el Asegurado el que este designe.

En caso de que los Peritos lleguen a un acuerdo, se reflejará en un acta conjunta, en la que se hará constar causas del siniestro, valoración de daños y demás circunstancias que influyan en el ajuste del importe líquido indemnizable.

TERCERÍAS


Cuando no exista acuerdo entre los dos Peritos designados (Compañía y Asegurado o parte), ambos designarán un tercer Perito de conformidad entre los Peritos, y de no existir esta, la designación se hará por el Juez de 1ª Instancia en acto de jurisdicción voluntaria y por los trámites previstos para la Insaculación de Peritos en la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Los honorarios se abonarán al 50% en caso de designación por acuerdo de ambos Peritos o por la parte que designe el Juez, en caso de Insaculación, siempre y cuando el Juez así lo estime. Normalmente se procede al abono a partes iguales siempre y cuando el Perito de una de las partes no haya mantenido una valoración del daño manifiestamente desproporcionada.

El dictamen de los Peritos, por unanimidad o por mayoría se notificará a las partes de manera inmediata y devendrá inatacable, salvo impugnación judicial por alguna de las dos partes.

DISPONIBILIDAD


Nuestras instalaciones están emplazadas desde sus inicios en la Comunidad de Madrid, que junto a la Comunidad de Castilla La Mancha, son las zonas geográficas donde desarrollamos nuestro mayor volumen de trabajo, aunque en siniestros de especial envergadura o complejidad han sido requeridos nuestros servicios en otras zonas geográficas, abarcando todo el territorio nacional.

Disponibilidad total para toda España.

CONTACTO

Si desea realizar una consulta puede hacerlo sin ningún compromiso, sólo tiene que rellenar sus datos y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad posible.
TRABAJE CON NOSOTROS

¿Es usted un profesional técnico y desea colaborar con nosotros?

Si es así, le ofrecemos una oportunidad si reune estos requisitos:

- Tener la acreditación de cualificiación técnica acorde al trabajo a desarrollar
- No haber estado nunca inhabilitado o sancionado por la administración de justicia.

Puede enviar su curriculum vitae a: gessegen.peritaciones@telefonica.net
DIRECCIÓN

Calle Eulalia Sauquillo 9 Bis
28991 Torrejón de la Calzada (Madrid)


CONTACTO

TLF. 666 509 510
e-mail:gessegen.peritaciones@telefonica.net
Copyright © 2018 GESSEGEN, S.L. Todos los derechos reservados.