PERITACIONES PARA PARTICULARES, SIN COSTE INICIAL POR ANALISIS PREVIO
¿TIENE PROBLEMAS CON SU COMPAÑÍA DE SEGUROS? HA ENTRADO EN EL LUGAR ADECUADO
- Ramo: conjunto que engloba las diferentes modalidades de seguros en virtud de su semejante naturaleza o características.

- Rayo: descarga violenta producida por una perturbación en el campo eléctrico de la atmósfera.

- Reasegurado: figura que aparece como consecuencia del contrato de reaseguro y se refiere a la entidad aseguradora que tiene un riesgo/s bajo la cobertura de este contrato.

- Reasegurador: entidad que acepta la cobertura y se dedica a la práctica del reaseguro. La presencia del reasegurador facilita la posibilidad de asegurar riesgos extraordinarios.

- Reaseguro: instrumento mediante el cual la entidad aseguradora cede parte de sus riesgos a otras entidades obteniendo un equilibrio entre los riesgos que forman su cartera. A través del reaseguro se puede también obtener participaciones en el conjunto de riesgos homogéneos de otras empresas. El artículo 77 de la ley de contrato de seguro lo delimita diciendo: "por el contrato de reaseguro el reasegurador se obliga a reparar, dentro de los límites establecidos en la ley y en el contrato, la deuda que nace en el patrimonio del reasegurado a consecuencia de las obligaciones de éste asumidas como asegurador en un contrato de seguro".

- Recibo de prima: documento acreditativo del pago de la prima correspondiente a un determinado riesgo y periodo que contiene, además, los recargos e impuestos de legal aplicación.

- Reclamación: acción y efecto de pedir, con derecho o con instancia una cosa o derecho. En el ámbito asegurador se identifica con la solicitud de indemnización que realiza el perjudicado por un siniestro.

- Regla de equidad: reducción a aplicar a la indemnización a satisfacer por una entidad aseguradora a su propio asegurado, por la omisión por parte de éste o del tomador del seguro de información acerca de circunstancias relevantes del riesgo, que hayan determinado la fijación de una prima inferior a la que correspondería. La reducción a aplicar es proporcional a la diferencia existente entre la prima pagada y la debida.

- Regla proporcional: reducción a aplicar a la indemnización a satisfacer por una entidad aseguradora a su propio asegurado, en un seguro de daños, en los supuestos de infra seguro o de seguro insuficiente, de forma tal que soporte una reducción proporcional a la insuficiencia del valor asegurado, o lo que es, a la diferencia entre el capital asegurado y el valor real en el momento del siniestro. Su aplicación exige la existencia de infra seguro y que el siniestro sea parcial, no rigiendo en caso de destrucción o pérdida total de la cosa. La regla proporcional no es imperativa pudiendo abrogarse por convenio expreso, total o parcialmente, mediante el pago o no de una sobreprima y, no es de aplicación a determinadas modalidades de aseguramiento como los seguros a primer riesgo o los de valor convenido.

- Reusable (riesgo): el que no es aceptado como susceptible de ser asegurado o cubierto por una entidad aseguradora, en méritos a su política de selección de riesgos.

- Reusable (siniestro): evento dañoso que, desde la óptica de la entidad aseguradora, no está contemplado en las coberturas contenidas en la póliza o contrato de seguro y, por consiguiente, no es indemnizable.

- Rehúse: acción y efecto de entender que un riesgo o un siniestro son reusables. En ambos casos debe ser comunicado al presunto tomador del seguro y al asegurado, respectivamente.

- Rehúse (del siniestro): el asegurador toma la decisión de no pagar un siniestro apoyándose en lo contenido en la póliza. Deberá ser notificado al asegurado junto con las razones que lo motivan.

- Reposición: sistema de reparación de las consecuencias de un siniestro, mediante la sustitución de un objeto perdido o dañado por entrega de otro de idénticas o muy similares características y condiciones.

- Responsabilidad: deber jurídico que recae sobre el individuo que ha cometido un hecho ilícito que deberá asumir las consecuencias previstas en la ley.

- Responsabilidad civil: obligación de reparar los daños y perjuicios causados a otro, interviniendo cualquier género de culpa o negligencia, ya sea por acción u omisión, propia o de persona de cuya actuación se deba responder legalmente.

- Responsabilidad civil, Seguro de: modalidad de seguro de daños por la cual la entidad aseguradora se obliga a hacer frente a las reclamaciones pecuniarias que pueda reclamar un tercero al asegurado por haber causado éste un daño, por acción u omisión, interviniendo cualquier género de culpa o negligencia.

- Responsabilidad civil extracontractual: la que nace en virtud de ley sin la previa existencia de un contrato entre las partes.

- Responsabilidad criminal: responsabilidad derivada de una acción u omisión penada por la ley concurriendo dolo o culpa.

- Revalorización automática del seguro: aumento automático de las sumas aseguradas en la medida que aumenta el índice de la vida o cualquier otro índice previamente establecido.

- Riesgo: eventualidad capaz de producir una necesidad. Evento previsto en la póliza y cuyo acaecimiento obliga a la entidad aseguradora a indemnizar un daño o satisfacer un capital, una renta u otras prestaciones convenidas. Son sus características definitorias que se trate de un hecho posible, incierto o aleatorio (incluso cuando se sabe que ha de ocurrir muerte- se desconoce cuándo), lícito (se exceptúa la cobertura del suicidio y, en el seguro de responsabilidad civil, los daños causados por imprudencia), fortuito y con traducción económica.

- Riesgo, Agravación de: situación de mayor peligrosidad a la prevista inicialmente que, en un momento determinado, afecta al riesgo cubierto por la póliza.

- Riesgo asegurable: aquel que cumple las características necesarias para ser asegurado.

- Riesgo atómico: el de que se produzca una explosión nuclear. Su cobertura, que es obligatoria, se hace a través de un pool.

- Riesgo catastrófico: riesgos extraordinarios

- Riesgo común: el producido en dos o varios bienes cuando debido a su propia naturaleza la ocurrencia del riesgo en uno afectaría a los restantes bienes u objetos.

- Riesgo contiguo: el que, siendo independiente, está en contacto con otro, al que puede transmitir el siniestro o sus consecuencias.

- Riesgo cubierto: el que, previsto y garantizado por la póliza, determina, de acaecer, el nacimiento para la entidad aseguradora, de la obligación de indemnizar.

- Riesgo excluido: el expresamente indicado en la póliza como no cubierto por las garantías de la misma.

- Riesgo industrial: en relación con el seguro de incendios, el que se ubica en un establecimiento de carácter industrial. Se utiliza como antónimo de riesgo sencillo.

- Riesgo, Seguro de: sinónimo de seguro para caso de muerte.

- Riesgo sencillo: en relación con el seguro de incendios, el que se ubica en un establecimiento destinado a vivienda u oficinas. Se utiliza como antónimo de riesgo industrial.

- Riesgo tarado: concepto creado para el seguro de vida, es aquel en el que el riesgo de producirse es mayor de lo que se consideraría normal. Si la entidad aseguradora lo acepta suele hacer en virtud del pago de una sobreprima que cubra este mayor riesgo.

- Riesgos extraordinarios: se entienden como tales los siniestros ocasionados directa o indirectamente por:

- hechos o fenómenos que se encuentren cubiertos por el consorcio de compensación de seguros.

- conflictos armados, aunque no haya precedido la declaración oficial de guerra.

- los que por su magnitud y gravedad sean calificados por el gobierno de la nación como "catástrofe o calamidad nacional".

- los derivados de la energía nuclear, fusión o escisión del núcleo del átomo, reacción o radiación nuclear o contaminación radiactiva.

- actuaciones producidas durante reuniones y manifestaciones llevadas a cabo conforme a la legislación vigente.

Generalmente, se excluyen en los contratos de seguro y están garantizados por el consorcio de compensación de seguros.

- Robo: apoderamiento ilegítimo de bienes muebles, contra la voluntad de su legítimo tenedor, mediante actos que impliquen fuerza o violencia en las cosas o introduciéndose el autor o autores en el local mediante llaves falsas, ganzúas u otros instrumentos semejantes o penetrando secreta o clandestinamente, ignorándolo el legítimo tenedor, su familia o empleados, ocultándose y cometiendo el delito cuando el local se hallare cerrado.

- Robo, Seguro de: modalidad de seguro de daños por la cual la entidad aseguradora se obliga a indemnizar los daños ocasionados por pérdida, deterioro o destrucción de los bienes asegurados, a causa de la sustracción o intento de sustracción de los mismos, de forma ilegítima con violencia en las personas o fuerza en las cosas, por un tercero. La indemnización comprenderá, además del valor de los bienes perdidos, deteriorados o destruidos, los daños consecuenciales.

PERITO DE PARTE

Después de un siniestro pueden producirse discrepancias en cuanto a los criterios de valoración y aplicación de coberturas empleados por el perito de la compañía. Si este es su caso, puede hacer uso del perito de parte que establece el artículo 38 de la Ley de Contrato de Seguro.

Este tipo de intervenciones se nos plantean de forma cada vez mas generalizada por empresas y particulares por su rentabilidad final para el solicitante, porque a la gravedad que constituye el momento crítico del siniestro, se une una posible reducción de la cantidad líquida que realmente se debería percibir, ofreciéndole por nuestra parte, como valor añadido, un estudio previo del asunto objeto de discrepancia, y además, sin ningún coste inicial.

DICCIONARIO ASEGURADOR

ENLACES

FUNCIONES DEL PERITO

El perito investiga y analiza las causas del siniestro, ya que ante un contrato de seguro la causa es el factor determinante de la existencia o no de cobertura, es decir un siniestro puede ser la consecuencia de hechos o acciones diversas como causa del mismo y puede suceder que el contrato o póliza de seguro no cubra todas esas posibles causas. Así, la Ley excluye los casos en los que el asegurado haya obrado con dolo o mala fe y hoy en día son habituales las cláusulas que excluyen la cobertura o atenúan o eximen las obligaciones del asegurador en casos por ejemplo, de negligencia del asegurado o del tomador del seguro. En todos estos casos se precisa de la opinión técnica y cualificada del Perito de Seguros.
Valora los daños, lo que implica las necesarias tasaciones del valor del bien objeto del seguro y de los daños producidos en el mismo en el caso de seguros de daños a los objetos, y la evaluación de los daños físicos y psíquicos a las personas en caso de los seguros a las personas. Incluso pueden darse situaciones de valoración del daño producido a derechos, o a bienes intangibles o que implican un elevado grado de subjetividad, como pueda ser por ejemplo, la imagen.
Valora las circunstancias que influyen en la determinación de la indemnización derivada de un contrato de seguro. Son muy numerosas las posibilidades de elementos que influyan en la determinación de dicha indemnización ya que dependerán en cada caso del bien asegurado, de la localización del riesgo asegurado, del siniestro acontecido, de las coberturas y exclusiones recogidas en la póliza, de la posible existencia de infraseguro, etc. El Perito de Seguros realiza dicha valoración de cara a determinar si la cobertura habrá de aplicarse en su totalidad o si en su caso habrá de aplicarse la “regla proporcional” o una “regla de equidad”.
Formula la propuesta de importe líquido de la indemnización. Por último y tras los trabajos sucintamente descritos, el Perito de Seguros manifiesta la que a leal saber y entender debe ser la indemnización de un siniestro concreto cubierto por una póliza concreta.

DESACUERDO ENTRE LAS PARTES


En caso de no existir acuerdo entre la Compañía (Perito designado por la Compañía) y el Asegurado, cada parte designará un Perito, debiendo constar por escrito la aceptación de éstos. Si una de las partes no hubiese realizado la designación, estará obligada a realizarla en los ocho días siguientes a la fecha en que sea requerida por la otra parte, y de no hacerlo, se entenderá que acepta el dictamen que emita el Perito de la otra parte, quedando vinculada por el mismo y perdiendo el derecho a la reclamación por otro medio.

Así lo establece la Ley Contrato de Seguro en su Artículo 38, por lo que, si no se encuentra conforme con la resolución tomada por la Compañía de Seguros, dispone de 8 días desde que la Compañía realiza el nombramiento de Perito, hasta que Vd. designa el suyo.

Cada parte ha de abonar los honorarios de sus Peritos, es decir, la Compañía satisfará los honorarios de su Perito y el Asegurado el que este designe.

En caso de que los Peritos lleguen a un acuerdo, se reflejará en un acta conjunta, en la que se hará constar causas del siniestro, valoración de daños y demás circunstancias que influyan en el ajuste del importe líquido indemnizable.

TERCERÍAS


Cuando no exista acuerdo entre los dos Peritos designados (Compañía y Asegurado o parte), ambos designarán un tercer Perito de conformidad entre los Peritos, y de no existir esta, la designación se hará por el Juez de 1ª Instancia en acto de jurisdicción voluntaria y por los trámites previstos para la Insaculación de Peritos en la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Los honorarios se abonarán al 50% en caso de designación por acuerdo de ambos Peritos o por la parte que designe el Juez, en caso de Insaculación, siempre y cuando el Juez así lo estime. Normalmente se procede al abono a partes iguales siempre y cuando el Perito de una de las partes no haya mantenido una valoración del daño manifiestamente desproporcionada.

El dictamen de los Peritos, por unanimidad o por mayoría se notificará a las partes de manera inmediata y devendrá inatacable, salvo impugnación judicial por alguna de las dos partes.

DISPONIBILIDAD


Nuestras instalaciones están emplazadas desde sus inicios en la Comunidad de Madrid, que junto a la Comunidad de Castilla La Mancha, son las zonas geográficas donde desarrollamos nuestro mayor volumen de trabajo, aunque en siniestros de especial envergadura o complejidad han sido requeridos nuestros servicios en otras zonas geográficas, abarcando todo el territorio nacional.

Disponibilidad total para toda España.

CONTACTO

Si desea realizar una consulta puede hacerlo sin ningún compromiso, sólo tiene que rellenar sus datos y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad posible.
TRABAJE CON NOSOTROS

¿Es usted un profesional técnico y desea colaborar con nosotros?

Si es así, le ofrecemos una oportunidad si reune estos requisitos:

- Tener la acreditación de cualificiación técnica acorde al trabajo a desarrollar
- No haber estado nunca inhabilitado o sancionado por la administración de justicia.

Puede enviar su curriculum vitae a: gessegen.peritaciones@telefonica.net
DIRECCIÓN

Calle Eulalia Sauquillo 9 Bis
28991 Torrejón de la Calzada (Madrid)


CONTACTO

TLF. 666 509 510
e-mail:gessegen.peritaciones@telefonica.net
Copyright © 2018 GESSEGEN, S.L. Todos los derechos reservados.